Una empresa israelí propone solución súper inteligente para salvar vidas

Una empresa israelí propone solución súper inteligente para salvar vidas

 

La startup Medint ayuda a pacientes a alcanzar decisiones médicas cruciales, a veces lo logran en pocas horas, y atienden casos de todo el mundo.

 

Todos conocemos el proceso cuando estamos enfermos: hacer lo que el doctor o doctora indica. Sin embargo, y lamentablemente, también sabemos que los especialistas en salud no pueden saberlo todo ni están puestos al día de todo tratamiento, desarrollo o posibilidad médica existente.

La fundadora de Medint Tanya Attias cuenta que se topó con esa precisa sensación tras saber sobre la enfermedad de un amigo y sus dudas sobre qué tratamiento seguir. Para ayudarlo decidió poner en práctica sus conocimientos en inteligencia tecnológica adquiridos en sus años en el Ejército israelí.

Que al fin y al cabo consistía en buscar eficazmente datos y analizarlos con rapidez.

Así, Attias fundo Medint, que es una empresa emergente que usa tecnología para conseguir todos los datos médicos relevantes. “Lo logramos escaneando publicaciones médicas, páginas web, ministerios de sanidad y buscando debajo de las piedras si es necesario para ofrecer a pacientes y equipo sanitario toda la información importante para tomar las mejores decisiones”, explica la doctora Miriam Herman, directora de la sección pediátrica y de todo el departamento se servicios médicos de Medint.

 

La información como derecho del paciente

 

Del mismo modo que los gobiernos y diferentes organismos de seguridad estatales necesitan información precisa para tomar decisiones, los fundadores de esta iniciativa aseguran que los pacientes, todos los pacientes, tienen exactamente la misma necesidad.

Explican que, si alguien padece, por ejemplo, un tipo agresivo de cáncer, lo que más desea es saber qué otra gente en el mundo está en su misma situación y si algún paciente ha experimentado algún tratamiento con éxito y lo que señalan como increíble es que no existe en el mundo una base de datos con esta información.

“Y los datos médicos en el mundo se expanden con rapidez, pero no están concentrados”, detalla la doctora Herman. “Nosotros ofrecemos información sobre todo el conocimiento y posibilidades que existen en situaciones médicas específicas y ayudamos a los clientes a contactar con los especialistas que les pueden ayudar”, agregó.

“Por ejemplo, hace poco recibimos a un niño con un tumor cerebral del que ya había sido operado en Israel dos veces y los médicos dijeron a los padres que no les quedaba más que rezar, porque poco se podía hacer”, contó la doctora. El caso fue estudiado en Medint y le encontraron un cirujano en Estados Unidos al poco tiempo. “El niño ha sido operado y sabemos que ha abierto los ojos y ha recuperado sus funciones. No sabemos cómo progresará, pero sí hemos podido darle otra oportunidad”.

 

No solo para ricos

 

Itamar Ben Shitrit, gerente de relaciones con los clientes, indica que los servicios de Medint están cubiertos por algunos de los seguros de salud y también trabajan con los Ministerios de Salud de Israel, Canadá, Singapur, Senegal, Costa de Marfil y otros que aún están en proceso de contratación.

El objetivo es que el Ministerio de Sanidad israelí cubra el servicio y, quien sabe, el de otros países también.

 

MIRA TAMBIÉN: