Una compañía israelí con sus científicos hispanos crea pintura anticoronavirus

La compañía Nanosono desarrolló en base a nanotecnología una pintura anticoronavirus, que consiste en polvo antibacteriano compuesto por una combinación de metales que mata cualquier bacteria que entra en contacto con él.

La fábrica y laboratorio de Ronen Sarusi es especial porque, en el medio de la Galilea, reúne a más científicos hispanos de los que se pueda imaginar. Involucrados en el desarrollo de la nanotecnología que aspira a proteger a las personas de coronavirus COVID-19 y otras muchas infecciones hay un chileno, una argentina, un español, un colombiano. Y justamente Sarusi está muy orgulloso de este hecho.

La empresa se creó hace cinco años, “mucho antes de que nadie pensara que una epidemia como la actual podría de verdad existir”, señaló el fundador de Nanosono, y lo hizo porque entendió que las infecciones en los hospitales matan o lesionan a millones de personas en el mundo, y que eso era una auténtica epidemia.

La patente de una pintura antibacterial

El objetivo inicial era proteger a los enfermos de posibles infecciones letales en los hospitales, según explicó el empresario e ingeniero, y para ello desarrollaron un polvo que puede ser mezclado con pintura para recubrir paredes y aviones con sustancias que matan las bacterias.

“¿De qué sirve esterilizar un avión cuando los pasajeros ya se han bajado?”, se preguntó Sarusi, y agregó: “En cuanto suben nuevos pasajeros traen nuevos gérmenes consigo“.

Así que su propuesta es cubrir las superficies con esta pintura antibacterial que han desarrollado y convertir los espacios en zonas libres de gérmenes, siempre que esté activo el producto.

La pintura se utiliza en Israel y en diferentes países africanos y en estos días está pasando el proceso regulatorio en Estados Unidos para poder ser comercializada allí también.

Sarusi ve su compañía como un gran éxito israelí que le debe muchísimo a sus trabajadores hispanos y promete seguir creciendo y seguir contratando a nuevos inmigrantes.

MIRÁ TAMBIÉN: