Una app para agilizar la devolución del IVA a turistas

Views: 244

El empresario israelí Uri Levine, cofundador de la popular aplicación de tráfico Waze que se vendió a Google en 2103 por más de mil millones de dólares, ahora ha puesto su mira en ayudar a los viajeros en el proceso de reembolso del IVA, una gestión a menudo imposible para los turistas.

En muchos países, se aplica un impuesto de valor añadido (IVA) sobre bienes y servicios, pero no se aplica a los artículos comprados y sacados del país por no residentes. Los turistas pagan el impuesto en el punto de compra y luego deben solicitar un reembolso cuando salen del país.

Junto con su socio Ziv Tirosh, Levine ha creado una aplicación que guía al usuario para que el proceso de reembolso sea más eficiente, lo que permite a los turistas evitar retrasos, estrés y mucha frustración.

“Cada vez que le cuento a alguien sobre esta aplicación, me hablan de historias de terror con colas de más de una hora en la aduana, formularios incorrectos, mostradores cerrados…”, explica Levine. “Como resultado, alrededor del 90% de los reembolsos del IVA, unos 23.000 millones de euros, no llega a los bolsillos de los turistas. Nuestra misión es asegurarnos de que obtengan lo que les pertenece por derecho”.

Más de 50 países en el mundo (incluidos países latinoamericanos como Argentina o Uruguay) permiten a los turistas obtener reembolsos del IVA por las compras de los productos cuando dejan el país. En Europa, el IVA en ropa, productos electrónicos y juguetes oscila entre el 17% y el 27%. El problema es que para obtener un reembolso del IVA, los turistas deben pasar por un proceso laborioso que puede incluir hacer colas en el aeropuerto, llevar sus compras desempaquetadas y al alcance de la mano; rellenando complejos formularios que los propietarios de las tiendas no siempre tienen, y, al final, no siempre obtienen su dinero debido a la falta de algún papel o porque el mostrador de aduanas está cerrado cuando el viajero va a abandonar el país.

Eso es lo que Refundit, una startup creada en Tel Aviv en 2017, está buscando cambiar. Refundit está tratando de “revolucionar” la forma en la que se ejerce un derecho para los turistas que no ha cambiado durante décadas.

La aplicación proporciona una solución móvil y hace que el proceso sea digital, por lo que los turistas que han estado de compras en Europa (principal mercado de devoluciones de IVA) ahorran tiempo y dinero. Las autoridades fiscales se beneficiarán de la digitalización, al aprobar los reembolsos online, y también obtendrán la ventaja de recopilar grandes volúmenes de datos para realizar análisis avanzados, usar capacidades de inteligencia artificial e integrar la prevención del fraude en el proceso. Además de todo eso, brindarán a los visitantes un servicio más eficiente.

Al usar la aplicación, los turistas escanean sus facturas y solicitan digitalmente el reembolso. Las autoridades fiscales enviarán una aprobación digital. Solo en circunstancias especiales se le pedirá al turista que pase por el mostrador de aduanas en el aeropuerto.

Los turistas recibirán la cantidad total adeudada, menos una comisión para Refundit.

“Nuestra comisión será de lejos la más baja”, señala. Se planea que sea entre el 9% y el 10%, mientras que las comisiones actuales de algunas agencias que se dedican a intermediar oscilan entre el 25% y el 65%.

Refundit se prepara para lanzar el servicio en varios países europeos, con Eslovaquia en primer lugar, que también fue el primer país donde Waze tuvo éxito.

“Los gobiernos entienden que el actual esquema engorroso no es sostenible y que el proceso debe ser digitalizado”, asegura Tirosh. “También ven valor en la digitalización, ya que mejoran su capacidad para gestionar con eficiencia el proceso, usar big data para un control del fraude más adecuado, atraer a más turistas y aumentar su gasto”.

La compañía está en conversaciones con una decena de países de la Unión Europea, pero en el futuro podría extender el servicio a mercados fuera de Europa. “Nuestrra solución beneficiará a todos, al turista, al vendedor y al país que recibe al visitante, al hacer que las compras sean más atractivas”, concluye Tirosh.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *