Nuevo software impide el reconocimiento facial y protege la privacidad en redes sociales

Views: 85

Las tecnologías de reconocimiento facial, de amplio y veloz desarrollo en los últimos años, se han convertido en prioridad en áreas de seguridad y privacidad. Las contraseñas, preguntas de seguridad o huellas dactilares ya van quedando viejas y dan paso al reconocimiento facial como principal forma de identificación.

Además desbloquear nuestros teléfonos y facilitar etiquetas en redes sociales, esta tecnología es utilizada cada vez más por comercios para analizar nuestra actitud de compra, por especialistas en marketing para medir nuestra edad y género y por bancos para certificar transacciones.

Conscientes de la alta sensibilidad de la información que se puede obtener de fotografías y vídeos a partir de reconocimiento facial no autorizado, tres veteranos de unidades especiales y de inteligencia de las Fuerzas de Defensa de Israel desarrollaron una solución innovadora para asegurar la privacidad de nuestra imágen.

La compañía D-ID desarrolló un producto que manipula digitalmente fotografías y vídeos de manera que no puedan ser leídas por herramientas tecnológicas e inteligencia artificial, impidiéndoles reconocer al individuo, mientras que el ojo humano no detecta diferencia alguna.

Gil Perry, Sella Blondheim y Eliran Kuta fundaron la compañía en Tel Aviv en enero del 2017. El disparador, dicen, fue la imposibilidad de subir fotos a las redes sociales durante su servicio militar debido a la naturaleza de su trabajo. “Nuestras fotos contienen información biométrica. Al analizarlas, cualquiera puede rastrearnos, hackear nuestros dispositivos y robar nuestra identidad”, menciona Perry, CEO de la compañía. “El reconocimiento facial avanzó demasiado rápido y se ha convertido en una amenaza para nuestro derecho fundamental a la privacidad”.

“La gente es consciente de los riesgos de seguridad del sistema de reconocimiento facial, y están preocupados. Ahora es el momento de proteger esta información, y nosotros estamos aquí para asegurarnos de que esto suceda”, agrega Perry. Posibles clientes incluyen proveedores de nubes de almacenamiento, redes sociales, instituciones financieras y hasta gobiernos que deseen proteger las bases de datos de información biométrica.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *