La importancia de las relaciones bilaterales entre México e Israel

Views: 611

La relación bilateral México e Israel es una relación excelente que continúa fortaleciéndose día con día a través de los intercambios comerciales y culturales que la nutren. Asimismo, la relación bilateral también enfrenta el desafío de las diferencias existentes en las posiciones de ambos países en ámbitos del espacio multilateral (particularmente en lo que se refiere a temas de seguridad internacional y derechos humanos). Asimismo, existe un gran potencial para ampliar la relación a otras áreas, como la tecnología, la agricultura y la seguridad.

México e Israel establecieron relaciones diplomáticas el 1º de julio de 1952. Desde entonces se ha buscado aprovechar la cordialidad de los vínculos con el objetivo de enriquecer progresivamente la cooperación en todos los ámbitos. Ambos gobiernos mantienen Embajadas en la Ciudad de México y en Tel Aviv. Cabe destacar que en el año 2005 se celebraron 100 años de presencia judía en nuestro país. La comunidad está compuesta por alrededor de 52,000 personas y se localizan principalmente en México DF, Guadalajara, Monterrey, Tijuana y Cancún.

Israel es un socio relevante para México en términos de cooperación, pues este país ofrece cursos de actualización en las áreas de agricultura, desarrollo social y económico, desarrollo rural, medicina y salud, así como educación y desarrollo comunitario. Así como becas para estudiantes de posgrado la cuales el Estado mexicano ha reciprocado a los estudiantes israelíes.

Un área de gran relevancia es la económica y comercial que, desde la firma del Tratado de Libre Comercio México-Israel en el 2000, impulso de manera significativa el nivel de las importaciones y exportaciones entre ambos países. Cabe señalar que Israel es el primer socio comercial de México en Medio Oriente. En efecto, Israel ocupa el primer lugar como inversionista del Medio Oriente en México, concentrándose principalmente en el sector comercial, seguido de la industria manufactura y el sector de servicios. Por su parte, durante el primer semestre de 2010, México representó el 15% del comercio bilateral israelí con América Latina, sumando un total de 178.5 millones de dólares.

Se tienen registradas dos grandes inversiones mexicanas en Israel: la primera se hizo a través de la adquisición por parte de Cementos Mexicanos S.A. (Cemex) de la Empresa inglesa de cementos READIMIX, misma que contaba con inversiones mayoritarias en diversas empresas cementeras en algunos países europeos (Irlanda, UK,) y en el Medio Oriente (Israel). Con dicha adquisición, CEMEX pasó a ser propietaria de las filiales, que en Israel opera con el mismo nombre que en el Reino Unido e Irlanda, REDIMIX. La inversión no ha sido cuantificada, pero asciende a por lo menos 200 millones de dólares.

La segunda corresponde a la empresa Altos Hornos de México (AHMSA), que obtuvo los derechos de explotación de minas de cobre Timna situadas al sur del país, particularmente en la zona desértica del Neguev, cerca de la ciudad y puerto de Eilat.

El informe Goldstone

Uno de los más recientes temas que en el ámbito multilateral sigue generando polémica es el de la adopción del Informe Goldstone. Al respecto, el Gobierno de Israel ha elogiado la posición “balanceada y responsable” de México por el sentido de su voto en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. México ha planteado que las diferencias que puedan presentarse a ese nivel no deben perjudicar el buen nivel de la relación entre ambos países, subrayando que, en el caso particular del conflicto israelí-palestino, los votos de nuestro país ni son automáticos ni están dirigidos contra un país en particular. Por el contrario, se ha reiterado a las autoridades israelíes, cada voto es evaluado en los méritos de la resolución respectiva y en estricta coherencia con los principios constitucionales que rigen la política exterior mexicana y con el derecho internacional.

Destacan las anteriores visitas que realizó a México el Presidente Shimon Peres, primero en calidad de Ministro de Asuntos Exteriores y, posteriormente, como Presidente del Centro Peres para la Paz. Asimismo, han visitado México el entonces Presidente israelí, Moshé Katzav (2002); el ex Primer Ministro y Ministro de Industria y Comercio, Ehud Olmert (2003).

Por la parte mexicana, el entonces Presidente de México, Dr. Ernesto Zedillo viajó a Israel, y ha visitado el país el entonces Gobernador del Estado de México, Lic. Enrique Peña Nieto, el propósito principal de la visita, realizada a propuesta del Comité Central de la Comunidad Judía de México, fue el de tratar temas centrales: agua, agricultura y tecnología, y seguridad y procuración de justicia.

Además el Presidente Felipe Calderón recibió al Gran Rabino Shlomo Amar (2007), líder de la comunidad sefardita de Israel, así como al Gran Rabino Yona Metzger, líder de la comunidad asquenazí (2008), ambos de visita en México. Adicionalmente y de manera regular, autoridades mexicanas celebran reuniones con miembros del Comité Judío Americano, del Congreso Mundial Judío, B’nai B’rith Internacional y con integrantes de la comunidad judía residente en México.

David López Jensen es analista internacional y experto en el Medio Oriente.