Israel será el primer país en probar la vacuna oral Covid-19

Israel será el primer país en probar la vacuna oral Covid-19

 

Israel está a punto de convertirse en el primer país del mundo en probar la vacuna oral Covid-19, los ensayos clínicos comenzarán en los próximos días, y sus inventores aspiran a asistir a los países en desarrollo con su píldora anticoronavirus.

 

La píldora de una dosis ha sido desarrollada por Oravax Medical, una subsidiaria de la compañía farmacéutica Oramed, y su director ejecutivo Nadav Kidron, dijo que esta vacuna será una revolución para los países, como muchos latinoamericanos, que tienen dificultades en inocular a su población por defectos de logística y precaria infraestructura.

Oravax Medical se está preparando para comenzar los ensayos clínicos de su vacuna en el Centro Médico Sourasky en Tel Aviv, tras recibir la aprobación de la Junta de Revisión Institucional del hospital para su protocolo de estudio, además, se espera que, dentro de unas semanas, también reciba la aprobación del Ministerio de Salud.

 

Oravax ya completó las normas de Buenas Prácticas de Fabricación en Europa (GMP por sus siglas en inglés) de varios miles de cápsulas que estarían disponibles para el ensayo israelí y, finalmente, en otros países.

 

¿Cómo funciona la vacuna?

 

La vacuna se basa en la fusión de la tecnología de administración oral “POD” de Oramed Pharmaceuticals y la tecnología de vacunas de Premas Biotech, con sede en la India, ya que estas dos compañías, se asociaron en marzo para formar la empresa Oravax Medical que desarrolla la vacuna oral.

 

La compañía completó un estudio piloto en animales y encontró que la vacuna promovió el desarrollo de anticuerpos de inmunoglobulina G (IgG) e inmunoglobulina A (IgA). La IgA es necesaria para lograr la inmunidad a largo plazo.

 

La nueva vacuna se dirige a tres proteínas estructurales del nuevo coronavirus, a diferencia de la proteína de pico único dirigida por las vacunas actuales Moderna y Pfizer, explicó Kidron.

 

“Esta vacuna debería ser mucho más resistente a las variantes de Covid-19”, dijo Kidrón, precisamente porque ataca tres proteínas y no una sola.

 

El fin del coronavirus podría estar muy cerca

 

Actualmente, la vacuna se está probando en estudios preclínicos contra las variantes Covid-19, incluida la Delta.

 

El protocolo para el ensayo inaugural de Fase I y II con el que la compañía espera seguir adelante en Sourasky involucraría a 24 voluntarios que aún no han sido vacunados con otra vacuna. La mitad del grupo tomaría una cápsula, y la otra mitad tomaría dos, dijo Kidron, y agregó que no hay un grupo de placebo, porque el objetivo es medir el nivel de anticuerpos y otros indicadores de inmunidad.

 

“Una vacuna oral Covid-19 eliminaría varias barreras a la distribución rápida y a gran escala, lo que potencialmente permitiría a las personas tomar la vacuna ellas mismas en casa”, aseveró.

 

“Si bien la facilidad de administración es crítica hoy en día para acelerar las tasas de inoculación, una vacuna oral podría volverse aún más valiosa en el caso de que se pueda recomendar una vacuna Covid-19 anualmente como la vacuna estándar contra la gripe”.

 

Mayores beneficios que la vacuna tradicional

 

Las ventajas de una vacuna oral van más allá de la seguridad y la eficacia porque los medicamentos orales tienden a tener menos efectos secundarios, dijo Kidron.

La vacuna se puede enviar a temperatura de refrigerador e incluso almacenar a temperatura ambiente, “lo que facilita logísticamente su obtención en cualquier parte del mundo”, aseguró.

Por último, una vacuna oral no requeriría administración profesional.

Se espera que el ensayo de Fase I y II tome alrededor de seis semanas desde el momento de la contratación.

Si el ensayo tiene éxito, Kidron dijo que planea poner la vacuna en un camino acelerado para recibir la aprobación de uso de emergencia en los países que más la necesitan, como aquellos en América del Sur que no han podido adquirir suficientes vacunas para inocular a sus poblaciones.

 

La compañía celebrará su ensayo de Fase III con un número limitado de voluntarios y buscaría la primera aprobación en uno de estos “mercados emergentes”, señaló Kidron, y sólo más tarde solicitaría la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos.

 

MIRA TAMBIÉN: