el mar muerto
el mar muerto

compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Por qué se llama Mar Muerto?

El Mar Muerto es el lugar más bajo de la Tierra y la masa de agua más salada. Esta maravilla de la naturaleza, que técnicamente es un lago, está desapareciendo de forma acelerada.

El Mar Muerto debe su nombre al excesivo nivel de sal que tienen sus aguas (unas 10 veces más que el océano). Por su gran salinidad, es prácticamente un desierto marino en el que los únicos seres vivos capaces de habitarlo son algunas bacterias, protozoos y algas unicelulares. A pesar de su nombre, se trata de un lago endorreico: un cuerpo de agua rodeado de tierra sin salida al mar o a otro cuerpo de agua. Se ubica entre las fronteras de Jordania e Israel a más de 400 metros por debajo del nivel del mar. Por eso, el Mar Muerto es el punto más bajo de la Tierra y el cuerpo de agua más bajo de todos. Según la Biblia, en lo más profundo del Mar Muerto, están sumergidas las ciudades de Sodoma y Gomorra.

El Mar Muerto está desapareciendo

El volumen de agua del Mar Muerto se está reduciendo cerca de un metro por año y los expertos señalan que es principalmente por la acción de las industrias que se nutren de él, tanto israelíes como jordanas.

La alta salinidad del Mar Muerto lo hace perfecto para la producción de potasio, un ingrediente básico para los fertilizantes. Mientras las compañías químicas extraen el agua salina para el potasio, la industria agraria de la zona desvía el agua del río Jordán, que desemboca en el Mar Muerto, hacia los campos de culitvo.

Sodoma y Gomorra en la Biblia

Sodoma y Gomorra son dos de las cinco ciudades situadas en la llanura oriental del Mar Muerto conocidas en el Antiguo Testamento como Pentápolis. Su destrucción por Yahvé constituye una de las narraciones bíblicas más conocidas. En el Antiguo Testamento, el libro del Génesis relata la historia de Lot. Allí puede leerse: “Entonces el Señor hizo llover desde los cielos azufre y fuego sobre Sodoma y Gomorra. Y trastornó aquellas ciudades, toda la llanura con todos los habitantes de las ciudades y las plantas de la tierra. Toda la región fue devastada en un breve lapso, la mujer de Lot quedó convertida en estatua de sal así como él y los que Jehová consideró justos, pudieron huir sin dificultades”.

Existen dos versiones distintas sobre la ubicación actual de Sodoma y Gomorra. Una dice que ambas se encuentran bajo las aguas del Mar Muerto y otra localiza a las ciudades en tierra firme y en ruinas a orillas del Mar Muerto. Ambas versiones cuentan con hallazgos interesantes pero no lo suficientemente convincentes para poder determinar con seguridad donde se hallan las poblaciones que fueron objeto de la ira de Dios.

El turismo en el Mar Muerto y un poco más de historia

A lo largo de la costa del Mar Muerto se encuentran varias playas y complejos que son visitados por millones de turistas al año. Estos curiosos llegan a Medio Oriente interesados en flotar en el singular mar. Otros lo visitan para aprovechar las propiedades benéficas del clima, las sales y el lodo para tratar enfermedades como la psoriasis, la dermatitis, la osteoartritis y la rinosinusitis. Y algunos más hacen su visita por motivos históricos y religiosos. En 1947, unos beduinos encontraron en unas cuevas cerca del Mar Muerto, alrededor de mil fragmentos de manuscritos a los que se llamó “Los Rollos del Mar Muerto”. La mayoría de estos manuscritos tienen 2.000 años de antigüedad. En 2010, fueron digitalizados para que cualquiera persona los pudiera consultar en cualquier parte del mundo.

El Mar Muerto es un lugar increíble por historia y ubicación. Los beneficios de sus sales y lodos atraen a millones de turistas que tampoco quieren perderse de su rica historia religiosa. Pero lamentablemente, esta maravilla de la naturaleza actualmente está amenazada y preocupa a todo el mundo por su inexorable desaparición. Los expertos esperan que no se encamine a la extinción como sucedió ya con Sodoma y Gomorra.

arrow-black

INSCRIPCIÓN
A NEWSLETTER