Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

 

Más de medio millón de personas que residen en Mosul no tienen acceso al agua potable después de que los combates entre las fuerzas armadas iraquíes y el grupo yihadista Estado Islámico (EI) provocaran la destrucción de un importante conducto, denunció Unicef en un comunicado. El conducto afectado es uno de los tres suministradores principales de agua que abastece la parte oriental de la ciudad, conquistada por los terroristas en 2014 y que el ejército iraquí y las tropas kurdas asedian desde hace un mes y medio.

Leer más…

arrow-black

INSCRIPCIÓN
A NEWSLETTER