Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El ayuntamiento de la ciudad israelí de Ramat Gan cambió el nombre de una de sus calles de “ElAl”, las aerolíneas nacionales israelíes, a “Andrés Roemer”, el nombre del exembajador mexicano que en 2016 fue relevado de sus funciones como representante de su país ante la UNESCO por manifestar una postura a favor de Israel.

Roemer fue destituido al negarse a votar una resolución de la agencia cultural de la ONU que, en su opinión, negaba a los judíos derechos sobre el Monte del Templo en Jerusalén.

En aquel momento la acción de Roemer fue reconocida y elogiada por el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y por el embajador israelí en la UNESCO, Shama Cohen, quien es el actual alcalde de Ramat Gan y el impulsor de esta iniciativa.

El propio Cohen dijo a los medios en la inaguración de la calle que su colega mexicano “se merece” tal honor y agregó que estaría “encantado de vivir en una calle cuyo nombre fuera el de alguien que luchó por Israel y pagó un precio por ello”.

El homenajeado confesó no haber estado nunca antes tan emocionado, “tal vez solo cuando nacieron mis hijos…”, y añadió que no tenía palabras para describir el honor y que estuvo llorando por la emoción.

Para sorpresa de los vecinos de la calle, a principios de la semana, se encontraron con una cesta obsequio en la puerta de sus casas con una carta de Roemer que decía así: “Estimados residentes, ha sido el mayor privilegio de mi vida ser parte de su honorable lugar. Este es un regalo simple y simbólico para recordarles siempre mi eterna gratitud y amor”.

La cesta contenía una muñeca mexicana, una pequeña botella de tequila y un vasito de chupito.

arrow-black

INSCRIPCIÓN
A NEWSLETTER