Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Israel se ha despertado con las esperanzas y rezos dirigidos al hospital Tel Hashomer, donde Simón Peres, de 93 años, se debate entre la vida y la muerte. Tras sufrir anoche un derrame cerebral masivo, el ex presidente israelí y premio Nobel de la Paz se encuentra sedado en un coma inducido y con respiración artificial en la Unidad de Cuidados Intensivos del Departamento de Neurocirugía del centro situado cerca de Tel Aviv.

Los israelíes empiezan a concienciarse de que no era cierto el extendido rumor sobre la «inmortalidad» de uno de los estadistas más importantes en la Historia de su país. Sin duda, el dirigente israelí más conocido y respetado a nivel internacional.

Leer más…

arrow-black

INSCRIPCIÓN
A NEWSLETTER