La comunidad venezolana en Israel ha ido en gradual aumento en los últimos años, desde que Hugo Chávez ocupara la presidencia en 1998. De hecho, desde esa fecha, más de la mitad de la comunidad judía venezolana abandonó el país. De los alrededor de 22,000 judíos  que había en Venezuela en el año 2000, se dice que quedan solo unos 8,000. El grupo de venezolanos en Israel, judíos y no judíos, entre ellos un número considerable de evangelistas, resulta ser una comunidad muy diversa y heterogénea, pero desde que la situación política en su país los obligó a salir, también muy unida en contra del gobierno actual de Nicolás Maduro y con la energía de movilizarse para lograr algún cambio, para ellos y sus familias y amigos que permanecen en Venezuela. El gobierno israelí no desvela las cifras exactas de esta inmigración, particularmente porque Israel y Caracas ya no están unidas por lazos diplomáticos desde el año 2014, pero el país acoge a esta inmigración de diversas maneras.

En Israel, esta activa comunidad, se manifiesta en plazas públicas, promueve ayuda humanitaria, enviando de las maneras que pueden suministros médicos y ropa, y también solicitando al gobierno israelí que tome medidas para auxiliar a sus compatriotas. Por ahora las iniciativas son privadas pero los organizadores del comité de ayuda a Venezuela, que participó en la gran movilización del VenezuelaAid, que pretendía hacer llegar ayuda humanitaria a través de la frontera Colombiana, esperan poder contar con la ayuda del país que les acoge.

arrow-black

SUBSCRIBE TO
THE NEWSLETTER