Share

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El choque entre Trump y Obama sobre Israel enturbia la transición en EE.UU.

Ya no hay disimulo ni esfuerzos para mantener la apariencia de armonía. La normalidad institucional en el traspaso de poder en Estados Unidos se rompió cuando el presidente electo, Donald Trump, acusó al todavía presidente Barack Obama de ponerle “obstáculos” y pronunciar “declaraciones incendiarias”. La ruptura se escenificó también en el discurso del secretario de Estado, John Kerry, defendiendo la política de Obama ante Israel frente a las descalificaciones del Gobierno israelí y del propio Trump. La Casa Blanca recuerda que en EE UU hay un solo presidente y que, hasta que Trump ocupe el cargo a partir del 20 de enero, este es Obama.

Leer más…

arrow-black

SUBSCRIBE TO
THE NEWSLETTER