Empieza un extraño año escolar pero la tecnología educativa israelí puede ayudar

En Israel hay unas 400 empresas tecnológicas dedicadas a la educación y, en estos difíciles momentos en los que comienza un año escolar en medio de la pandemia por coronavirus, hay algunas maneras de hacer menos difícil el regreso a las aulas para millones de alumnos.

La educación remota plantea diferentes obstáculos, desde la conexión a internet hasta la escasez de computadoras pasando por la falta de contacto social, y, según los expertos, las clases online ya son parte del panorama educativo de este año escolar aunque pronostican que lo van a seguir siendo durante largo tiempo.

Al principio de la crisis los educadores y padres se centraron en el contenido, temiendo que su aprendizaje se viera afectado, por eso hubo una sobrecarga de materias y contenido, sin embargo, ahora, pasado medio año del comienzo de la crisis, se entiende que el principal problema de la educación remota es la falta de estructura, tanto como el aspecto social y emocional.

“Los niños necesitan los recreos aún más que los estudios”, señaló Rina Shaul, maestra de una escuela pública. “Porque tenemos en cuenta la necesidad que tienen los niños de socializar, y de los padres de volver al trabajo, se ha decidido volver a la escuela aunque sea parcialmente, pero ello implica también que los días en que están en casa no deben perder el ritmo”, agregó la educadora.

Tres herramientas para retomar el año escolar desde casa

eTeacher es una herramienta en línea que fue lanzada en 2000 y poco tiempo después fue adoptada por el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí para abrir la primera escuela de hebreo online para hijos de diplomáticos repartidos por el mundo. Veinte años después, la herramienta ofrece clases virtuales de idioma, ciencia, tecnología, ingeniería, arte, matemáticas y más, la usan unos 50,000 alumnos en unos 200 países. Las clases se enseñan en nueve idiomas diferentes por parte de 450 maestros que están en 50 países. Las ventas de eTeacher’s se han duplicado desde marzo.

Una de las quejas frecuentes de los padres en estos últimos meses de encierro y escuela en casa es la sobrecarga de información y la dificultad que se les presentaba a los niños a la hora de poder comunicarse con sus compañeros y profesores. La plataforma Class.Me pretende ayudar en este departamento. Para ello ofrece aplicaciones de chat a tiempo real, tutores privados online, herramientas de ayuda a maestros y una red de comunicación privada y personalizada para cada escuela, clase y grupo de edad.

Su aplicación de mensajes ofrece un motor de búsqueda de acuerdo a la materia y ofrece una interfaz para clases privadas, sus inventores aseguran que la ventaja de este sistema es que es organizado, mucho más que los grupos de WhatsApp y Facebook Messenger que habitualmente utilizan los alumnos y profesores a la hora de mandar deberes. Esta compañía también ha reportado gran crecimiento desde el comienzo de la pandemia.

La solución digital Verbit ofrece transcripciones y servicios de captura generados con inteligencia artificial y con la crisis de Covid-19 lanzó una aplicación para computadoras llamada Live Room, que provee captura y transcripciones interactivas en sesiones de Zoom.

Este servicio ayuda a la puesta en práctica de cursos en línea que, además, cumplen con los requisitos de accesibilidad y ayudan a que las sesiones de Zoom sean más interesantes. Las transcripciones pueden ser compartidas directamente desde la aplicación o descargadas para crear materiales de estudio. Entre sus clientes se cuentan la Universidad de Stanford y el Fashion Institute of Technology, por ejemplo.

Mirá también: