Empieza la fiesta judía más esperada, el festival de las luces o Janucá

Empieza la fiesta judía más esperada, el festival de las luces o Janucá

 

La fiesta judía más espectacular, feliz y esperada es esta: la Janucá, a pesar de que no es una festividad mencionada en la Torá (el pentateuco).

Muchos elementos la simbolizan, luces, peonzas, comidas fritas y mucha felicidad.

La también conocida como fiesta de las luminarias cuenta la historia de los rebeldes judíos macabeos y su victoria sobre las tropas selúcidas del rey Antíoco.

 

Lo que cuenta la tradición

 

Los macabeos, un ejército de intrépidos rebeldes judíos, lograron vencer al gran rey sirio-griego Antíoco y sus imbatibles tropas en el siglo 2 a.C., y al hacerlo, reconquistaron Jerusalén y el templo de la ciudad, que había sido arrebatado a los judíos porque, entre otras cosas, Antíoco no permitía la libertad de culto y esperaba asimilar a los hebreos a la cultura griega.

“Janucá” significa “inauguración” y se refiere a la acción de los macabeos cuando recuperaron el templo. Lo limpiaron de ídolos paganos, de suciedad y lo reclamaron como judío de nuevo. La inauguración sucedió el día 25 del mes judío kislev. Los macabeos buscaron por todo el templo aceite para encender la menorá (lámpara) y encontraron una pequeña vasija de aceite que tenía lo suficiente solo para un día.

Pero el milagro fue que ese escaso aceite duró ocho días.

Y en estos días judíos de todo el mundo celebran la victoria de los macabeos sobre sus opresores encendiendo velas cada atardecer durante ocho días.

 

Cuando empieza y cuándo acaba

 

Este año la Janucá empieza el 28 de noviembre y termina el 6 de diciembre.

El calendario judío es lunisolar y, a diferencia del gregoriano, que rige en la mayor parte del mundo, las festividades no caen en fechas fijas del calendario gregoriano.

Pero en ocasiones la Navidad y la Janucá coinciden. La última vez que fue así fue en 2016, cuando la primera noche de las luminarias cayó en la noche de Navidad.

 

Cómo se celebra

 

Se encienden velas en un candelabro llamado “januquiá”, que viene de la palabra “Janucá”. En lugar del candelabro de siete brazos, éste tiene nueve, por los ocho días y uno más, en el que va la vela que se enciende primero y con ella se prenden las otras, llamada en hebreo “shamash”. Así, la primera noche se enciende el “shamash” y una vela, la segunda el “shamash” y dos velas y así hasta el octavo día.

También hay encendido de velas públicos, en plazas, ayuntamientos, y, por supuesto, en casas de amigos, donde las personas se juntan para el prendido de velas, para cantar canciones de la festividad y comer cosas fritas, en homenaje al aceite del milagro. Entre esos alimentos los favoritos son los “latkes”, unas bolitas de papas fritas, y las “sufganiot”, una masa dulce con un corazón de mermelada.

¡Feliz Janucá!

 

 

MIRA TAMBIÉN: