Irán vota presidente ¿cómo afecta a Israel?

Irán vota presidente ¿cómo afecta a Israel?

 

Los candidatos presidenciales en Irán han ido en descenso y, de los 600 iniciales, un día antes de la votación, es casi seguro que el clérigo ultraconservador Ebrahim Raisi sea el próximo presidente de la República Islámica.

 

Candidatos

 

Tres de los 7 hombres que habían sido aprobados para entrar en el último tramo de la carrera presidencial se retiraron, apoyando así la posición de Raisi, de 60 años, en unas elecciones que se presume serán de las menos concurridas en la historia del país.

Las elecciones suceden en un Irán económicamente maltrecho, por las sanciones económicas impuestas por el expresidente de EEUU, Donald Trump, fruto de sus vulneraciones del pacto nuclear firmado con varias potencias mundiales, pero también como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus.

Irán mantiene conversaciones con las mismas potencias mundiales con la esperanza de revivir el pacto nuclear de 2015 e intentar acabar con las sanciones.

El voto eligirá al sucesor del actual presidente, el moderado Hassan Rouhani, quien abandonará el cargo en agosto.

 

En Israel no importan las elecciones iraníes

 

Porque el consenso en Israel es que el poder último en Irán lo tiene el líder supremo, el ayatola Ali Khamenei, desde que la revolución islámica destronó a la monarquía en 1979.

El presidente tiene influencia en asuntos como política industrial y relaciones exteriores, pero la última palabra la tiene el ayatola y la postura oficial y no oficial israelí es que las relaciones entre ambas naciones no va a cambiar un ápice sea quien sea el presidente elegido.

El esperado ganador es un jurista y clérigo de turbante negro y atuendo religioso, y se ha mencionado su nombre en los medios iraníes como posible sucesor de Khamenei.

 

¿Quién es el ultraconservador que tiene todas las de ganar?

 

Raisi pertenece al sector político iraní que más desconfía de los EEUU, conocidos como “gran Satán” o “arrogancia global” en Irán, y que ha criticado duramente a Rouhani desde que se comenzaron a violar los términos del pacto nuclear.

Khamenei pidió a los iraníes en un discurso televisado que votasen masivamente este viernes por un “presidente poderoso” porque “los centros satánicos del mundo” están intentando socavar las elecciones.

 

Contexto

 

El país, rico en petróleo y con 83 millones de habitantes, tiene prohibido comerciar con la mayor parte del mundo y no tiene acceso a los sistemas financieros, lo cual condujo a una profunda crisis económica con enorme inflación y desempleo masivo.

Hubo dos grandes movimientos sociales antigubernamentales, en 2017-18 y en 2019, sofocados brutalmente en ambas ocasiones, y cuando llegó el coronavirus, golpeó a Irán más que a ningún otro país de la zona.

La victoria de un ultraconservador no parece que vaya a modificar tampoco la postura internacional que trata de llegar a un nuevo pacto nuclear con los persas ni la postura de Irán con respecto a Israel y su objetivo de eliminarlo de la faz de la tierra.

 

MIRA TAMBIÉN: