El Ejercito de Israel mata a tres líderes militares de Hamas en Gaza

Views: 545

Hamás y los servicios de Inteligencia de Israel (Shin Bet) han confirmado que tres de los seis muertos de la pasada madrugada en Gaza son altos comandantes de las Brigadas Al Qassam,el brazo armado de la organización islamista. Se trata de Raed al-Attar, Mohammed Abu Shamala y Mohammed Barhoum. Los dos primeros están considerados como los principales jefes de la milicia en el sur de la franja. De hecho, el bombardeo israelí que ha acabado con su vida se ha llevado a cabo en Rafah, la ciudad limítrofe con Egipto.

Un ataque aéreo israelí causó la muerte de los tres altos mandos militares de Hamas, en la señal más clara hasta el momento de que Israel está centrando su asalto en quienes lideran los ataques desde el enclave palestino.

El Ejército israelí no hizo comentarios inmediatos sobre la que sería la muerte de los efectivos de mayor rango de Hamas desde que lanzó su ofensiva contra Gaza hace seis semanas con el objetivo declarado de frenar el lanzamiento de cohetes contra su territorio.

Una portavoz militar dijo que los aviones llevaron a cabo 20 ataques en Gaza el jueves, pero no ofreció más detalles. El martes en la noche Israel lanzó un ataque contra el máximo comandante militar de Hamas, Mohammed Deif, pero no logró matarlo, según fuentes de Hamas. La esposa y el hijo de siete meses de edad de Deif sí murieron en el ataque, dijo el grupo islamista.

Las negociaciones mediadas por Egipto para poner fin a semanas de enfrentamientos entre Israel, Hamas y otros grupos milicianos en Gaza colapsaron el martes, cuando la violencia estalló después de diez días de relativa calma.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha agradecido al Shin Bet su “duro trabajo y profesionalidad” que ha permitido llevar a cabo con éxito el bombardeo en Rafah en el que han muerto estos tres destacados dirigentes del brazo armado de Hamás responsables de numerosos ataques contra Israel.

También ha señalado que la campaña militar israelí en Gaza podría convertirse en una operación extendida y acusó a los gobernantes de Hamás de usar la “brutalidad” contra los civiles, igual como hacen los militantes del Estado Islámico en Irak.

Sin embargo, el primer ministro israelí dijo que veía un “nuevo horizonte diplomático” en el futuro para Israel en la región, aludiendo a la posible diplomacia con los palestinos una vez que la guerra haya acabado.

Mientras tanto, el seno de Hamás está dividido, con su rama política inclinada hacia el objetivo de alcanzar un acuerdo parcial y progresivo que ponga fin al cerco sobre Gaza, frente a la militar, partidaria de forzar la situación y mantener la amenaza con el lanzamiento de proyectiles y renovadas amenazas.