Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Israel, desde su compleja posición de nación vecina y enfrentada con Siria, mantiene una política de no interferencia en la guerra y un discreto papel en la crisis de los refugiados, con atención médica a los heridos que llegan a la frontera y ayuda humanitaria anónima.

Los soldados israelíes en los Altos del Golán, frontera con Siria desde la Guerra de los Seis Días (1967), tienen la consigna de ejercer absoluta contención para evitar una escalada regional de la cruenta guerra civil que se libra a pocos kilómetros de sus bases.

Leer más…

arrow-black

INSCRIPCIÓN
A NEWSLETTER