Egipto pide una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para una intervención global en Libia

Views: 822

El presidente de Egipto, Abdefaltah al Sisi, ha confirmado su petición de que haya una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para que pueda llevarse a cabo una intervención de una coalición internacional en Libia.

«No hay otra opción», indicó en una entrevista en la emisora francesa «Europe 1», en la que expresó su deseo de que la respuesta no sea únicamente una confrontación en materia de seguridad o militar, sino «una confrontación global, intelectual, educativa, económica, cultural y política» para luchar contra el terrorismo.

Al Sisi recordó que cuando la situación en ese país se deterioró tras la caída del régimen del coronel Muamar al Gadafi en octubre de 2011, Egipto advirtió del «gran peligro» que presentaba sobre la seguridad y la estabilidad «no solamente para los libios sino también para sus vecinos y los europeos«.

La aviación egipcia bombardeó el lunes varias posiciones en Libia de las milicias extremistas vinculadas al grupo Estado Islámico (EI), en respuesta al vídeo del asesinato de 21 coptos egipcios difundido este domingo.

Pero para el éxito de su operación de respuesta, el Ejecutivo egipcio está buscando un respaldo internacional que le apoye en su lucha contra las posiciones yihadistas en Libia y grupos terroristas.

El presidente egipcio incide en que la lucha contra el terrorismo debe ser conjunta, pero dejó claro también que la población y el Gobierno libio deben estar de acuerdo con esa intervención internacional y solicitar su actuación.

La fuerza aérea libia, apoyada por el gobierno internacionalmente reconocido, se unió a Egipto en los bombardeos del lunes, que presuntamente mataron a docenas de militantes y a varios civiles, de acuerdo a funcionarios militares.

El parlamento rival basado en Trípoli, apoyado por algunos grupos islamistas, denunció los ataques como una violación a las leyes internacionales y a la soberanía libia.

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó las decapitaciones, diciendo que “este crimen demuestra una vez más la brutalidad del Estado islámico, que es responsable de miles de crímenes y abusos contra pueblos de todos los cultos, etnias y nacionalidades, y sin respeto a los valores básicos de la humanidad”.