Cuidar sin tocar: un hospital subterráneo contra el coronavirus en Israel

El coronavirus en Israel sigue con aumento exponencial de casos y, ante esto, el hospital Sheba, también llamado Tel Hashomer,
abrió una nueva sección subterránea para tratar a pacientes en situación crítica y mientras las autoridades se preparan para
un gran flujo de personas en estado grave.

Principalmente, la unidad de atención en aislamiento se encuentra bajo tierra a dos kilómetros y medio del campus principal
del complejo hospitalario y cuenta con su propia infraestructura donde hay 40 camas adicionales y un sistema avanzado de
telemedicina y monitorización.

De este modo, el departamento, llamado Corona Critical Care Unit (CCCU), cuenta con una infraestructura eléctrica
especial, aparatos médicos, líneas de oxígeno y dará acogida a pacientes que necesiten respiración mecánica y cuidados
intensivos por el coronavirus COVID-19.

“Cuando los casos no son tan graves, podemos ofrecer tratamiento médico de forma remota”, dijo la doctora Galia Barkai,
directora de telemedicina de Shiba y jefa de la unidad de enfermedades infecciosas pediátricas.

“Pero cuando la gente está más enferma y necesita respiración artificial los equipos médicos tendrán que entrar en las casas con equipo
protector”, añadió.

Tecnologías al servicio de la medicina y contra el coronavirus

En primer lugar, el hospital utiliza tecnologías de telemedicina israelíes pioneras, como por ejemplo Tyto Care, una compañía de
tele salud que ha desarrollado aparatos portátiles que examinan el corazón, los pulmones, piel, oídos, garganta y abdomen, así como
temperatura corporal.

También se sirve de Datos, una plataforma de “big data” que permite el contacto continuo con pacientes y usa los datos de la salud de los
pacientes generados para proporcionar tratamiento.

Por otro lado, el sensor de EarlySense del tamaño de un clip que se coloca en cualquier colchón ayuda a monitorizar el sueño, las señales
vitales y los movimientos.

Además, el hospital también usa la tecnología de Uniper Care que ayuda a mantener contacto por vídeo entre médicos y pacientes, así como
un sistema de extracción de sangre de Sight Diagnostics que ofrece resultados en pocos minutos.