Científico israelí crea una herramienta para testar el olfato y detectar si tiene síntomas del coronavirus

Uno de los síntomas del coronavirus, y con el que se diferencia de los que provoca la gripe o el resfriado común, es la repentina pérdida del olfato. Es por eso que el científico Noam Sobel decidió centrarse en esta característica para detectar la enfermedad del COVID-19 por medio de una herramienta online para que los usuarios puedan monitorear sus habilidades olfativas.

Para esto, el laboratorio de Sobel en el Instituto Weitzmann ha desarrollado un modelo matemático que caracteriza el sentido del olfato de manera individual, algo así como una huella digital olfativa, y por medio de  la herramienta online SmellTracker, se usa este algoritmo para guiar a los usuarios a crear el propio mapa de su sentido olfativo.

Desde su creación, la página registra una media de 200 participantes por hora de todo el mundo y el test no dura más de cinco minutos diarios.

El profesor del departamento de neurobiología informó en un comunicado que en cuanto la gente empieza a sentirse mal “de manera inmediata, incluso al día siguiente, experimentan una pérdida olfativa total”. Y la intención del test olfativo es que los usuarios identifiquen posibles síntomas de coronavirus en los primeros momentos de la enfermedad.

La importancia del olfato en la detección del coronavirus

Sobel, especializado en el estudio del olfato para el mejor entendimiento de ciertas enfermedades, se dio cuenta de la importancia de este sentido cuando un colega del Instituto contrajo la enfermedad.
“El público en general se refiere al olfato de modo impreciso, pero cuando mi colega perdió el suyo y pudo cuantificarlo en los términos que trabajamos en nuestro laboratorio, entendimos que esos datos podían contribuir al diagnóstico”, indicó.

El equipo de Sobel tradujo esta observación a una herramienta online que dicen que ayudará a las personas a saber si pueden estar padeciendo coronavirus. La web smelltracker.org, accesible en seis idiomas, pide a los usuarios que elijan cinco artículos que tienen en sus casas, pertenecientes a cinco categorías diferentes, y que puedan oler a diario porque disponen de ellos en casa.

Entre las opciones están artículos como la miel, la mantequilla de cacahuete, el vinagre, ajo fresco cortado o pasta de dientes. Y cada día reciben un recordatorio para oler cada artículo e indicar el grado de olor y si es placentero. Si su sensibilidad a un olor en particular cambia, el sitio despliega una pantalla roja en la que indica que su sentido del olfato está afectado, lo cual es un dato que debe ser transmitido a un médico para detectar si es un síntoma temprano de coronavirus.

Según los estudios realizados en varios países con respecto a la pérdida del olfato debido a COVID-19, se entiende que este síntoma aparece en un 60% de los pacientes. Los científicos estiman que hay ocho mutaciones del virus y el laboratorio de Sobel confía en que la pérdida olfativa es un síntoma que diferencia a las distintas mutaciones. Si esto es cierto, el SmellTracker podría trazar el mapa de los distintos brotes en el mundo.