Balizas inteligentes para alertar a los conductores de riesgos en carretera o atascos

Views: 416

Los automovilistas de Tel Aviv probablemente no se darán cuenta, pero si viajan por la principal autopista que atraviesa la ciudad, serán vigilados por balizas inteligentes, que son sensores colocados estratégicamente a los lados de la carretera para recoger y transmitir información a gestores de tráfico, conductores y vehículos conectados.

Se trata de una de las pruebas piloto que ha puesto en marcha la startup israelí Valerann, que también testea su tecnología en tramos de autopistas de Estados Unidos y el Reino Unido. Creada en agosto de 2016, la empresa con sede en Tel Aviv ha desarrollado un sistema integral de control de tráfico y monitoreo de carreteras que utiliza pequeños sensores inalámbricos instalados en la carretera. Usando estos sensores, junto con un algoritmo y un sistema de comunicación, la plataforma puede proporcionar información en tiempo real a los operadores y conductores sobre lo que ocurre en tiempo real en la carretera, como niveles de tráfico, accidentes y condiciones peligrosas puntuales.

Valerann espera que este proyecto piloto, junto con otros dos en los Estados Unidos y el Reino Unido, ayude a que sus tecnologías formen parte de la infraestructura de ciudades inteligentes y automóviles sin conductor.

“Queremos que nuestra tecnología se convierta en un estándar para administrar los datos de tráfico”, señala en director ejecutivo de la compañía, Gabriel Jacobson. La mayoría de las carreteras actuales, especialmente las interurbanas, cuentan con postes reflectantes o captafaros para ayudar a visualizar los carriles, salidas y cruces de carreteras.

Valerann sugiere reemplazar estos postes, que de todos modos se reponen por los operadores de carreteras cada pocos años, con balizas duraderas e inteligentes que transmiten información sobre las condiciones a un centro de control. Los postes también pueden recibir información del centro, manteniendo contacto bidireccional con los conductores. Por ejemplo, pueden comenzar a lucir intermitentemente si surge un peligro en la carretera.

La tecnología del ‘Internet de las cosas’ (IoT, por sus siglas en inglés) de Valerann podrá en un futuro interactuar con los sistemas de los vehículos de conducción autónoma y conectarse con las aplicaciones de navegación y los conductores para proporcionarles alertas de tráfico.

“Está claro para todos que no sería correcto que el automóvil autónomo trabaje solo”, explica Jacobson. “Debe funcionar con un ecosistema de tecnologías y entidades y ser parte de conjunto combinado de soluciones entrelazadas”.

Los sensores desarrollados por Valerann debían desplegarse estratégicamente en autopistas y carreteras como una “plataforma de información” a lo largo de miles de kilómetros, insiste.

“Nuestro sistema funciona completamente, pero las pruebas en carreteras nos permite acelerar el desarrollo de nuestro algoritmo para comprender mejor el movimiento de los vehículos”, resalta Shahar Bahiri, cofundador y director de tecnología de Valerann.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *