Vídeo en las ventanillas de los coches gracias a un innovador cristal inteligente

Views: 24

Avery Dennison es un fabricante estadounidense de materiales de etiquetado y embalaje que acaba de anunciar esta semana que ha invertido en la startup israelí Gauzy, un desarrollador de productos a base de cristal líquido. No se ha revelado el volumen económico de esta operación, pero el anuncio pone sobre la mesa una revolución apoyada en materiales versátiles que nos transporta a esas escenas futurísticas de películas de ciencia ficción en las que los anunciantes nos acompañan a casi cualquier parte.

“La inversión es estratégica” y permitirá a Avery Dennison incorporar la tecnología de Gauzy en su catálogo de productos, destaca Eyal Peso, director ejecutivo y cofundador de Gauzy. “Avery nos ayudará a ampliar nuestras capacidades de investigación y desarrollo y también nos podremos apoyar en su red de distribución para vender productos con la tecnología revolucionaria de Gauzy en todo el mundo”.

Con sede en Tel Aviv, los productos de “cristal inteligente” de Gauzy aportan alta tecnología a vidrios, láminas y otros materiales, lo que permite una serie de aplicaciones, incluyendo el control de la transparencia de las ventanas: se puede graduar el paso de la luz, desde una claridad completa hasta dejarlas opacas. Con el toque de un botón, este “cristal inteligente” funciona como una persiana óptica incrustada en el vidrio.

Los productos de Gauzy pueden ser utilizados en una amplia variedad de mercados, incluyendo la construcción, automoción, electrónica de consumo, electrodomésticos y energía solar. Su tecnología ya se está utilizando actualmente para aplicaciones arquitectónicas y está siendo evaluada para aplicaciones automotrices, añaden desde Avery Dennison.

Pero una de las aplicaciones más asombrosas podría darse en los automóviles. El “smart glass” o “cristal inteligente” convierte las ventanas del coche en pantallas de video que pueden reproducir información específica, y además, geolocalizada gracias a la conectividad de los nuevos vehículos.

“Esta es la primera vez que una ventana de coche ya no es sólo una ventana de automóvil, es también un soporte completo que se puede utilizar para distribuir mensajes de forma inteligente “, aclara Eyal Peso sobre esta nueva tecnología.

Esta solución se configura como el cristal de seguridad normal que se encuentra en las ventanillas de cualquier coche, pero incluye láminas ultra-delgadas de LCDs activadas por el sistema eléctrico del vehículo. Su aspecto es similar al de las ventanas habituales, con la misma visibilidad del exterior desde el interior del automóvil cuando se circula. Sin embargo, cuando éste está estacionado y apagado, sus ventanillas se convierten en pantallas de vídeo.

La idea inicial es que sólo las ventanas laterales y traseras sean las que vayan equipadas con este “cristal inteligente”. La luna del parabrisas seguirá formada por un cristal estándar de seguridad.

¿Y cuál será exactamente su utilidad? Según el director ejecutivo de la compañía, las ventanillas mostrarían información que “puede permitir a los peatones conocer las ofertas comerciales cercanas, darle mucha información. Está basado en la ubicación, por supuesto. El coche sabe dónde está, por lo que puede promocionar la información que está relacionada y relevante para la ubicación”. Así que, básicamente, el coche se convertirá en un soporte publicitario.

Mientras tanto, una de las primeras marcas de automóviles que busca implantar esta tecnología de cristal inteligente podría ser Smart. Gauzy destaca que están trabajando con Daimler AG para desarrollar una aplicación para la vida real de esta tecnología futurista. Lo cierto es que no es la primera vez que se habla sobre esta idea, pero es probablemente el proyecto que más se acerca para hacer realidad un producto de estas características, con el objetivo de iniciar la producción en masa de cristal inteligente.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *