Un robot de compañía para la tercera edad

Views: 50

elli-q

Los gigantes de Internet compiten por introducir en el mercado sus asistentes personales virtuales. Es el caso de Siri, de Apple, o Alexa, de Amazon. Google también dispone de un asistente virtual, y otras compañías de software, móviles o telecomunicaciones desarrollan sus propios proyectos. Sin embargo, ninguno se adapta a un nicho de usuarios muy difícil de conquistar por las nuevas tecnologías, y que sin embargo es susceptible de representar una gran demanda de este tipo  de asistencias: los mayores.

Cierto es que no están familiarizados con las nuevas tecnologías, y que el uso de dispositivos avanzados no está al alcance de sus habilidades cotidianas. Pero si se les ofrece un sistema muy fácil de usar y que, además, les hace compañía, entonces los asistentes virtuales para la tercera edad cobran sentido. Esta es la filosofía de Intuition Robotics, compañía responsable de ElliQ, y que recientemente ha anunciado la llegada de dos nuevos inversores que destinarán seis millones de dólares al proyecto: son iRobot (la empresa detrás del popular Roomba, el robot aspirador) y el fondo de inversión israelí especializado en startups tecnológicas OurCrowd. Con la nueva inyección de capital, Intuition Robotics, una firma israelí con sede en Jerusalén, abrirá una oficina en la zona de San Francisco y comenzará a testar su producto con personas mayores de la zona.

ElliQ es lo que el equipo de Intuition Robotics les gusta denominar un “compañero para el envejecimiento activo autónomo”. El dispositivo, una especie de robot interactivo con una Tablet, ha sido diseñado para ayudar a personas de la tercera edad en sus casas o residencias, motivándoles, manteniéndoles activos y conectados con el mundo exterior.

La idea es asistir a los mayores desde dos ámbitos: por una parte, ElliQ ayuda a los familiares a mantener el contacto con sus mayores a través de video chats con la Tablet que incorpora. Por otra parte, cuando no hay interacciones con familiares, el robot ElliQ funciona como un acompañante que sugiere actividades y, además, recuerda a sus usuarios la hora de tomar las medicinas.

“Todos tenemos padres que están envejeciendo”, explica el director ejecutivo de Intuition Robotics, Dor Skuler. “El 30 por ciento de la población en países desarrollados son personas de la tercera edad. Muchos de ellos tienen que hacer frente a la soledad y al aislamiento social, lo que tiene un efecto directo en la degradación de su salud, física y mental”.

Al contrario que asistentes como Siri o Alexa, que responden a comandos de voz, ElliQ se apoya en la computación cognitiva para monitorizar de forma proactiva el bienestar de un usuario y mantenerle activo. Y en lugar de responder con una voz despersonalizada, Intuition Robotics contó con Yves Behar para obtener un diseño industrial que garantizara que ElliQ presenta una faceta altamente interactiva. “Es un robot extremadamente emotivo”, asegura Skuler, “realiza diferentes gestos que muestran felicidad o signos de confusión cuando no entiende al usuario”. Lo que la compañía de Jerusalén ha logrado construir es una creación tecnológica muy respetuosa con un enfoque muy cercano para personas que aún están tratando de vivir una vida llena de satisfacciones, con el apoyo de la Inteligencia Artificial.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *