Realidad aumentada para los espejos del futuro

Views: 89

Ya es una realidad en algunas tiendas de moda en Estados Unidos, campo de prueba de una tecnología llamada a revolucionar la experiencia de compras. Se trata de un espejo virtual basado en la tecnología de realidad aumentada que permite a quien se ponga delante ver cómo le quedan determinados estilismos en 360 grados, ‘probarse’ prendas, cambiar colores, evaluar la idoneidad de un cosmético u otro, todo sin realmente probarse estos artículos. El espejo lo hace por el cliente, lo guarda en su memoria y se lo envía al teléfono móvil tras finalizar la sesión de pruebas.

Es la propuesta de Memory Mirror, una startup que ha desarrollado los espejos del futuro. Salvador Nissi Vilcovsky es el fundador y consejero delegado de Memory Mirror, la empresa que ha desarrollado Memomi, un espejo que cuenta con una cámara en la parte superior para reproducir imágenes en 360 grados de la persona que está en frente, pero con diferentes looks y prendas de los que realmente lleva puesto.

“Los clientes pueden compartir los vídeos con amigos y familiares, algo especialmente importante cuando se trata de una ocasión especial como una boda”, explica Vilcovsky desde Palo Alto, en el corazón de Silicon Valley, y es que esta empresa del sector tecnológico de la oda tiene su origen entre Israel y Estados Unidos. La sede central está en Palo Alto, pero el equipo de I+D está ubicado en la localidad israelí de Rehovot.

Memomi ofrece la posibilidad de ver cómo le sentarían a uno distintos colores o texturas de una prenda que tiene puesta. Pero también ofrece la imagen con prendas que uno no tiene puestas.

Vilcovsky es ingeniero y diseñador de padre argentino y asegura que se le ocurrió la idea cuando estudiaba diseño en Milán hace más de diez años, pero la tecnología no estaba aún lo suficientemente avanzada entonces para hacer realidad su visión. Desde entonces empezó a trabajar con su socio, Ofer Saban, director tecnológico de Memory Mirror, para madurar el concepto y poner a punto el desarrollo tecnológico. El principal desafío fue hacer que la imagen reflejada pareciera natural, y no distorsionada.

Además de ropa, la compañía ofrece la posibilidad de mostrar a los clientes con distintos modelos de gafas o con diferentes pruebas de maquillaje.

Uno de los objetivos de este tipo de dispositivos es revitalizar las compras físicas, en tendencia descendente por la dura competencia del comercio electrónico. Pero este espejo ‘mágico’ no quiere desaprovechar las ventajas que pueda obtener de entornos digitales. Para ello, permite que el usuario que se ponga enfrente comparta en tiempo real las imágenes generadas por Memomi con amigos y familiares en plataformas de conversación móvil, o bien a través de redes sociales.

Vilcovsky afirma que esta tecnología se adaptará a todo tipo de tiendas, tanto de ropa como de accesorios. “Lo mismo que podrás hacer con el maquillaje, lo podrás experimentar con los zapatos”, dice el empresario, que añade que las personas no se deben preocupar por la cámara instalada en el dispositivo, ya que la filosofía de la empresa es preservar su intimidad. Tiendas como Ralph Lauren, Uniqlo, Neiman Marcus o Rebecca Minkoff  ya disponen de estos espejos ‘mágicos’ para potenciar la experiencia de compra en sus establecimientos.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *