Nuevos informes sobre la amenaza iraní en América Latina

Views: 2

Recientemente un informe presentado por el Departamento de Estado norteamericano destacó el hecho de que “la presión internacional ha logrado debilitar la posición de Irán y la mayoría de las promesas del Estado persa no se han cumplido”, de acuerdo al anexo desclasificado del documento. El informe subraya el hecho de que la influencia de Irán en Latinoamérica y el Caribe está en declive a causa de una ofensiva diplomática y una fuerte política de sanciones promovida por los EE.UU., así como de un "pobre manejo" de Teherán en sus relaciones exteriores.

 

La noticia se produce pocas semanas después de que el Fiscal Alberto Nisman, a cargo de la Unidad Fiscal de Investigación en torno a la causa AMIA, diera a conocer un dictamen en el cual denunció que el gobierno iraní infiltró grupos terroristas en Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, Colombia, Guyana, Trinidad y Tobago y Surinam.

Nisman envió copias de su dictamen a las autoridades de los países mencionados "en cumplimiento de los compromisos asumidos por el Estado argentino en materia de asistencia y cooperación judicial" y apelando a que "se actúe en consecuencia".

En ese contexto, el Washington Times planteaba en un reciente artículo el interrogante de si el informe podía enmarcarse en una estrategia de negación deliberada por parte de las autoridades norteamericanas.

Desde esta perspectiva, cabe destacar que el legislador Jeff Duncan manifestó en una entrevista con el citado periódico que sus asesores habían revisado las conclusiones del fiscal argentino y que las mismas “deberían recibir atención durante las audiencias del Congreso sobre el informe del Departamento de Estado”.

Asimismo, el representante de Carolina del Sur agregó que “el gobierno de Obama, cuya política hacia Irán se ha centrado en tratar de contener el programa nuclear de la República islámica, no se muestra dispuesto a hablar sobre la presencia de Teherán en América Latina. Sinceramente, creo que el gobierno está tratando de apaciguar a Irán para obtener algunas concesiones en lo que refiere a su proyecto nuclear. El gobierno no quiere levantar la ira de los iraníes, centrándose en su papel en el Hemisferio Occidental."

El parlamentario afirmó a su vez que: "No podemos ser livianos de una parte y duros de otra. Creo que tenemos que hablar en términos reales sobre la amenaza iraní en su conjunto".

Desde esta perspectiva, Duncan llamó la atención frente al hecho de que durante una visita a Paraguay en misión parlamentaria realizada el pasado mes de agosto, fue informado por un miembro de alto rango de las fuerzas policiales de la referida nación sudamericana y que "era muy claro para él que los iraníes y sus representantes se encuentran muy activos en esa regió. Pero eso fue diferente a la evaluación que recibimos de los funcionarios del Departamento de Estado en la Embajada de EE.UU. allí mismo en Paraguay", dijo: "realmente minimizaron a Hezbollah y la actividad iraní".

De otra parte, la legisladora republicana por Florida Ileana Ros-Lehtinen subrayó que EE.UU. no debería "subestimar la presencia e influencia iraní" en Latinoamérica: "No podemos cerrar los ojos ante el hecho de que muchas personas han sido sancionadas, acusadas y procesadas por su relación con el régimen iraní o con Hezbollah en esa región del mundo", añadió.

Por su parte, el representante por Arizona y presidente del subcomité para el Hemisferio Occidental, Matt Salmon, criticó el informe porque "carece de la profundidad adecuada y es un retrato incompleto de los esfuerzos de Irán y sus aliados para extender su influencia en la región". Por ello, Salmon anunció su intención de celebrar una audiencia del subcomité al respecto “en el futuro próximo".

Merece destacarse el hecho de que el informe del Departamento de Estado pondera la colaboración realizada por los gobiernos de Brasil, Chile y México a partir de la votación realizada por estos países para efectuar un monitoreo especial sobre Irán en el marco de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Hubiera sido deseable contar con la presencia argentina en esa lista. El respeto al imperativo de justicia en memoria de las víctimas de los dos atentados y sus seres queridos, y la asignatura pendiente que ello implica para la sociedad argentina en su conjunto, así lo amerita.

Conviene tener en cuenta al respecto que, tal como se describe en el mencionado artículo del Washington Times, una fuente cercana a la administración Obama destacó que el informe del Departamento de Estado concluye que “se han detectado muchos más agentes iraníes en la región y que la mirada está puesto sobre ellos".