La comunidad judía hispana de Miami y Fuente Latina, con Puerto Rico tras el huracán María

Views: 34

 

Gloria Garcés (izquierda) y Glody Retchkiman (derercha), junto a empleados públicos en labores de asistencia.

La devastación dejada a su paso del huracán María en Puerto Rico ha movilizado a la comunidad judía hispana de Florida. La tragedia, que ha afectado en gran medida a los tres millones y medio de habitantes de Puerto Rico –miles de ellos fueron evacuados y unos 15.000 permanecían en refugios en las jornadas posteriores–, ha vuelto a apelar a la solidaridad de esta comunidad, que como en tantas otras ocasiones, ha respondido a los desastres naturales ofreciendo su apoyo para cubrir las necesidades más básicas.

Éste es el caso de WIZO, la Organización Internacional de Mujeres Sionistas, cuya sección de Florida fletó un avión cargado con alimentos, víveres y artículos de primera necesidad, que despegó días después del paso del huracán, para llevarlos a una población golpeada por el desastre. Fuente Latina participó en esta iniciativa y se embarcó en esta misión humanitaria.

“Nos parecía de gran importancia mostrar nuestra solidaridad con el pueblo de Puerto Rico. Como hispanos, tenemos unos lazos que nos hacen comprometernos, más si cabe, con esta terrible situación. Lo que está sucediendo en la isla es un drama que no podíamos dejar de lado”, explica Goldy Retchkiman, portavoz y vicedirectora de WIZO Florida. “Desde WIZO, estamos comprometidas con todas las causas sociales, pero ésta nos afecta especialmente. Como madres e hispanas podemos imaginarnos por lo que están pasando estas mujeres y no podemos darles la espalda”, añade.

Goldy Retchkiman subraya que “tanto WIZO como el resto de la Comunidad Judía Hispana de Miami se encuentra del lado de todos los afectados por este terrible huracán. Es habitual que la Comunidad participe de manera solidaria cuando se dan este tipo de situaciones. Las muestras de solidaridad no han parado de repetirse durante los últimos años. Venir a Puerto Rico lo hemos tomado casi como una obligación moral. Ayudaremos con todo lo que esté dentro de nuestras posibilidades”.

WIZO y Fuente Latina se concentraron en la zona norte en cuanto llegaron a la Isla. “Con la ayuda de las personas de Puerto Rico pudimos armar bolsas con comida y llevarlas a Cambalache. Fuimos personalmente de casa en casa tocando las puertas y repartiendo víveres y agua. La desesperación de la gente era impactante”, recuerda Goldy.

En la misión participó Gloria Garcés, directora de medios y relaciones comunitarias de Fuente Latina: “Una frase que escuchamos y que me impactó fue: volveremos a ser la Isla del Encanto, estamos seguros. Antes en Puerto Rico todo era verde, ahora solo queda un color café en toda su vegetación”.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *