Inteligencia artificial para revolucionar la agricultura

Views: 180

La agricultura es una de las actividades más antiguas de la humanidad. A lo largo de la historia ha experimentado numerosos avances tecnológicos que han servido para mejorar la alimentación de la población mundial a lo largo de los siglos. En plena revolución digital, la agricultura está a punto de dar un nuevo salto cualitativo, de la mano de la inteligencia artificial. Este es el caso de la compañía israelí Prospera, especializada en la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, cuyo empeño es revolucionar una de las prácticas más antiguas del ser humano. Mediante la aplicación de técnicas de big data, visión computerizada y complejos algoritmos, la firma con sede en Tel Aviv espera transformar la agricultura “de una actividad basada en la intuición a una práctica optimizada apoyada en los datos”.

Prospera utiliza cámaras en el campo y sensores climáticos para dar forma a lo que la compañía afirma que es “agronomía remota y soluciones de gestión exclusivas y precisas” para agricultores de todo el mundo. Esencialmente, a los agricultores se les ofrece información en tiempo real sobre sus cultivos, eliminando la necesidad de recorrer hectáreas y hectáreas de terreno durante días enteros. Al contrario, Prospera analiza los diferentes tipos de cultivos de forma minuciosa. Podrán saber cómo hacer frente mejor a problemas como las pestes y enfermedades de las plantas así como monitorear la irrigación, las deficiencias nutricionales y otro tipo de incidencias potenciales.

“La actividad agrícola es una gran candidata para aplicar con éxito la Inteligencia Artificial. Prospera tiene como objetivo liderar el cambio para que la agricultura sea inteligente y eficiente con el apoyo tecnológico para resolver los principales problemas a  los que se enfrentan los productores en todo el mundo “, explica Daniel Koppel, director ejecutivo y cofundador de Prospera. “Los recientes avances en redes neuronales combinados con la disponibilidad industrial de la computación en nube y los sensores nos han permitido desarrollar soluciones analíticas que predicen y mejoran el rendimiento de una forma nueva y revolucionaria”, añade.

Prospera asegura que el uso de la Inteligencia Artificial puede realmente ayudar a los agricultores a hacer su trabajo (o lo que es lo mismo: alimentar al mundo) de una manera más eficiente y sostenible. La tecnología de Prospera se puede encontrar en cultivos de invernaderos en toda Europa, el continente americano e Israel, y también se utiliza en las instalaciones que proveedores que trabajan con multinacionales de la distribución como Walmart, Tesco, Sainsburys y Aldi.

“Prospera está generando un sinfín de datos sobre cultivos a un nivel de profundidaz y fidelidad que nunca antes se había visto en el mundo agrícola. La combinación de estos datos únicos con algunos de los mejores expertos en visión computerizada y aprendizaje automático tiene el potencial de revolucionar la forma en que cultivamos los alimentos”, argumenta Adam Fisher, de Bessemer Venture Partners, uno de los inversores de Prospera. “Las previsiones estiman que crecerán las inversiones en tecnología agrícola, por lo que estamos encantados de trabajar con esta empresa tan especial, que ya está optimizando los rendimientos de los cultivos”.

Uno de los casos de éxito de esa tecnología lo aporta NatureSweet, que cultiva tomates en seis instalaciones en los Estados Unidos y México, y que hacen uso de la inteligencia artificial para mejorar el control de plagas y enfermedades en sus invernaderos. Adrian Almeida, director de innovación en NatureSweet, estima que la inteligencia artificial va a mejorar la producción de tomate en un 20%.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *