Carreteras que cargan las baterías de los coches eléctricos

electric road

A estas alturas, todo el mundo ha oído hablar de los coches eléctricos como el futuro más inmediato de la automoción en el mundo. Por el momento, uno de los grandes obstáculos para la popularización definitiva de este tipo de vehículos es la escasa autonomía que ofrecen sus baterías. En la actualidad, un coche eléctrico promedio puede recorrer una distancia de entre 75 y 150 kilómetros con una sola carga, lo que puede ser suficiente para desplazamientos urbanos, pero no para viajes largos. Para superar este problema, una startup israelí ha desarrollado un enfoque novedoso: las carreteras eléctricas que recargan las baterías de los vehículos que transitan por ellas.

Se trata de ElectRoad, una compañía decidida a aportar una solución que no suponga la implantación de baterías más grandes y pesadas o la instalación de más estaciones de carga en ciudades y en la carretera.

Esta startup israelí ha desarrollado una tecnología capaz de recargar los vehículos eléctricos mientras están transitando por calles y carreteras. El equipo de desarrollo de la compañía ya ha realizado pruebas favorables y, entre sus planes más inmediatos, tiene previsto implantar el sistema en una vía pública de la ciudad de Tel Aviv.

Lo cierto es que no será la primera carretera de este tipo que se abre al tráfico en el mundo, ya existen otras iniciativas similares que plantean una solución como ésta. Pero el diseño de la firma israelí se diferencia del resto porque su implantación resulta muy económica y puedo implantarse en carreteras existentes ya abiertas al tráfico, ya que solo necesitan una pequeña reforma. “Se trata de una tecnología muy flexible. Su despliegue es rápido y fácil”, explica Oren Ezer, director ejecutivo de la compañía, y es que el tiempo necesario para implantar su solución eléctrica en un kilómetro de carretera es de tan solo medio día.

Los planes de ElectRoad pasan por introducir su sistema en dos fases. Quieren primero probar con el transporte público urbano para luego desplegar las carreteras eléctricas para uso de vehículos eléctricos privados. Esta empresa ya puso en marcha un pequeño tramo de 20 metros de vía en Tel Aviv y a lo largo de este año instalarán un carril exclusivo en toda la ruta de una línea de autobús de esa ciudad mediterránea. Según estimaciones de la firma, si un autobús eléctrico circula siempre por una plataforma equipada con el sistema de ElectRoad, no precisará en ningún momento para en una estación de recarga.

Además, se busca que la electricidad que se transfiere desde el sistema a los vehículos sea siempre generada a partir de fuentes renovables, por lo que el objetivo final es mantener un impacto ambiental mínimo en todo el ciclo.

ElectRoad utiliza un sistema de tecnología electromagnética por inducción que permite la recarga de las baterías de los vehículos sin necesidad de contacto, mientras circulan y en tiempo real. El circuito de carga se extiende a escasos centímetros bajo el asfalto, y los vehículos han de ir equipados con una bobina bajo su carrocería.

david

Leave a Comment

Email (will not be published)