Berlín reúne a 40 países para atender la “catástrofe humanitaria” de los refugiados sirios

Views: 152

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank Walter Steinmeier, abrió en Berlín la conferencia sobre los refugiados de Siria reclamando la solidaridad internacional ante la catástrofe humanitaria que amenaza a millones de desplazados por el conflicto sirio y el terrorismo yihadista.

“Los países vecinos precisan el compromiso del resto de la comunidad internacional para prestar no solo ayuda humanitaria urgente, sino también para estabilizar la situación en los inmensos campamentos de refugiados”, indicó Steinmeier, anfitrión de la conferencia, a la que asisten representantes de 40 países.

Sólo el Líbano, país con 4,5 millones de habitantes, acoge ya a un millón de sirios, recordó Steinmeier al abrir la sesión plenaria, en presencia del primer ministro libanés, Tamam Salam, y el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres,

Al enorme peso que carga ese país, que ha visto ampliada en casi un tercio su población, se unen Jordania, con más de 600.000 refugiados registrados, y Turquía, con 1,5 millones de sirios huidos del conflicto civil o del acoso del Estado Islámico (EI).

La Conferencia sobre Siria se celebra a instancias de Steinmeier, que formalizó la convocatoria para esa cita en su última visita a Líbano, en septiembre. Por parte del Gobierno alemán participan en las sesiones, además, el titular de Cooperación y Ayuda al Desarrollo, Gerd Müller, y el de Interior, Thomas de Maizière, a modo de expresión del compromiso del país anfitrión con los refugiados sirios.

La inminente llegada del invierno convierte en “aún más dramática” la situación de quienes se concentran en las fronteras, indicó Müller, quien se pronunció a favor de destinar mil millones de euros adicionales, procedentes de los fondos europeos, a la atención de los desplazados.

El ministro alemán de Cooperación estima que este invierno se precisarán al menos 26 nuevos campamentos para atender a los refugiados, mientras que apenas se han articulado los medios precisos para levantar los primeros diez.

Se calcula que unos 11 millones, cerca de la mitad de la población siria, han dejado sus hogares desde que estalló el conflicto civil o, más recientemente, por el acoso del EI.

UNICEF estima en siete millones el número de niños o adolescentes desplazados, sea en el interior de Siria o en los países vecinos. Un colectivo de más de 50 organizaciones no gubernamentales instó ayer a los países occidentales, en un comunicado conjunto, a acoger al menos 180.000 refugiados más procedentes de Siria.